Metodología Agile: ¡Los equipos del Chile innovan en su forma de trabajar!

En Banco de Chile desde hace un tiempo iniciamos cambios que van en la línea de la transformación de nuestro trabajo y la forma en cómo lo realizamos, con el fin de marcar la diferencia en la industria financiera y así seguir manteniendo nuestro liderazgo. 

Porque queremos responder de una forma distinta a las exigencias del entorno, de nuestros clientes y de nuestros colaboradores, contamos con distintas áreas que trabajan bajo la Metodología Agile. Esta dinámica se basa en coordinaciones periódicas, autogestión y colaboración para llegar así a resultados oportunos.

Consolidando aprendizajes

Un ejemplo de esta transformación es el área de Auditoría Interna del Banco, que forma parte de la División Contraloría. Luego de varios meses de implementar la Metodología Agile, los resultados fueron más que claros: mayor interacción y colaboración entre los equipos  y mejor comunicación con los interesados. 

Estos logros se dieron a conocer en una reunión ampliada de la gerencia, donde compartieron la experiencia y destacaron los beneficios y obstáculos en el desarrollo de las auditorías.

Óscar Mehech, Divisional de Contraloría, felicitó al equipo por el buen trabajo realizado. “Hemos visto mucho entusiasmo, se nota la motivación con la Metodología Agile, más allá de lo que son las tareas propias de su área. Esto nos ha permitido mejorar el levantamiento de la información, que ahora tiene una mirada mucho más global y estratégica”.

Además, con la idea de que el equipo de Contraloría conociera experiencias de otras corporaciones que tuviesen implementada esta metodología, y así comparar cómo lo han hecho durante este tiempo, se invitó a una empresa multinacional con presencia en Chile y se visitaron dos bancos extranjeros, en Colombia y Brasil, lo que permitió compartir buenas prácticas. 

Eladio Piña, gerente del Área Auditoría Corporativa, explicó que “la auditoría ágil, más que una metodología, es una forma distinta de hacer las cosas, que nos ha permitido ser más oportunos y efectivos, con un mayor foco en las necesidades de los interesados y aportar desde nuestra función de Auditoría interna con una visión integral que agregue valor al Banco”. 

Esta transformación no solo implicó cambios en la forma de trabajar desde Auditoría, sino que también vino acompañado de un reacondicionamiento de los espacios de trabajo para desempeñar de una manera óptima el trabajo en equipo y la colaboración que implica esta metodología. 

En Banco de Chile entendemos que el mundo evoluciona a pasos agigantados y que tenemos que agregar valor a lo que hacemos, para así ser el mejor lugar para trabajar y también el mejor Banco para nuestros clientes.

Artículos anteriores

  • ¡El voluntariado corporativo se vive En el Chile!
  • Con Banco de Chile Conecta seguimos potenciando a nuestras Pymes
  • Banco de Chile: ¡Seguimos creciendo!
  • ¿Cómo postular a las prácticas en el Chile?